De ruta por las Médulas, El Bierzo, León

A pocos kilómetros de la ciudad de Ponferrada y a orillas del río Sil, nos dirigimos hacia Las Médulas. Son las once de la mañana y el aparcamiento a la entrada del pueblo solo cuenta con cuatro o cinco coches, la temperatura aún es un poco fresca pero se intuye un día caluroso y despejado. Al fin y al cabo nos encontramos en pleno Bierzo, a finales de agosto, así que el calor y el sol ya estaba entre nuestros planes.

En la entrada del pueblo, realizamos nuestra primera parada en el Aula Arqueológica, donde nos facilitan un pequeño mapa esquemático y algunos consejos para visitar la zona. Nuestra ruta, se basará en la zona más conocida de Las Médulas conocidas como La Cuevona y La Encantada, para luego trasladarnos en coche hasta el Mirador de Orellán, a pocos kilómetros del pueblo homónimo.

Para comenzar nuestra ruta de hoy, cruzamos el pueblo de Las Médulas y tras dejar a mano derecha el centro de recepción de visitantes, unos metros más adelante seguimos las indicaciones y tomamos un camino de tierra entre castaños. En un momento del camino y aunque la indicación nos marca tomar el ramal de la izquierda, nos dirigimos por el lado derecho por recomendación del personal del Aula Arqueológica.

Aunque un letrero nos indica ir por la izquierda, os recomendamos tomar el ramal de la derecha, mucho más sencillo y con una pendiente casi inexistente.

La Cuevona

La Cuevona es una de las galerías que más llama la atención para los visitantes de Las Médulas, pudiendo encontrarla atestada de gente sobretodo en pleno verano. Destaca su gran altitud y profundidad.

La Cuevona, El Bierzo

La Encantada

Dejamos atrás La Cuevona y tras una ligera subida por el mismo camino de tierra llegamos hasta la Cueva de La Encantada. Es una zona muy peculiar, por la gran cantidad de luz que entra desde el fondo de la cueva. Podemos ver varios túneles que aún se conservan prácticamente intactos desde la época romana.

La Encantada, El Bierzo

Ya en el coche y tras una breve parada en O Camiño Real para reponer fuerzas, nos dirigimos en coche hasta El Mirador de Orellán.

El Mirador de Orellán

Dejamos el coche en un amplio aparcamiento y tras unos 700 metros de pendiente por una carretera asfaltada, llegamos al Mirador de Orellán. Desde aquí observamos Las Médulas desde una perspectiva inigualable.

Las Médulas, El Bierzo

Desde el mirador, podemos acceder a una galería para obtener otra perspectiva de Las Médulas.

Galería de Orellán
Horario: 11:00-14:00 y de 16:00-19:00.
Precios: adultos 3€

Vía lagosumido os dejamos un Plano de las médulas con las rutas de senderismo.

Y hasta aquí nuestra visita a Las Médulas, ¿qué te ha parecido?

¿Conoces Las Médulas? ¿Y el valle de El Bierzo?

Deja un comentario