Ruta desde Ribadeo a Santa Eulalia de Oscos

Vamos a sumergirnos en una preciosa ruta en coche por el occidente asturiano y parte de Galicia, recorriendo varios puntos de interés de una zona muy desconocida para el turista que viene a disfrutar de Asturias y Galicia. Comenzamos nuestro camino en el precioso pueblo de Ribadeo, perteneciente a la provincia de Lugo.

Ribadeo

Ribadeo, al igual que todos los lugares que vamos a visitar en esta ruta, destaca por su gran valor natural, ecológico y por su buena gastronomía. Comenzamos desde la Plaza de España, donde a muy pocos pasos de distancia entramos en la iglesia parroquial de Santa María del Campo, con un origen franciscano del S. XIII, el convento de Santa Clara, la Torre de los Moreno y el palacio neoclásico de Ibáñez.

Recorremos las calles de Ribadeo recordando que su casco histórico ha sido declarado Bien de Interés Cultural y subimos hasta la Capilla de la Atalaia para observar una genial panorámica de la Ría del Eo.

Hace un tiempo que ya os hablamos en el blog de la Playa de las Catedrales, visita indispensable que se encuentra a pocos kilómetros de Ribadeo.

Praia das catedrais

Vegadeo

Mientras recorremos las N-642, dejamos atrás el pueblo de Ribadeo y tras una larga recta a la vera de la Ría del Eo encontramos un puente de piedra que cruzaremos para adentrarnos en nuestro siguiente destino, Vegadeo. En este pequeño pueblo del occidente asturiano podemos relajarnos recorriendo la Senda del río Suarón o en una de sus terrazas frente al ayuntamiento del año 1835.

Río Eo

Volvemos sobre nuestros pasos y cruzamos de nuevo el río Eo para acompañarlo a través de la N-640 en nuestro camino hacía San Tirso de Abres. El río Eo, nuestro compañero en este viaje, transcurre entre tierras asturianas y gallegas y sirve en muchos de sus puntos como marca limítrofe entre ambas comunidades.

El río Eo es uno de lo más famosos de España y visita ineludible para los amantes de la pesca del salmón y la trucha.

San Tirso de Abres

Llegamos a nuestro siguiente destino, donde realizaremos una parada para pasar la noche. Nosotros os recomendamos el complejo de agroturismo Amaido. Elegimos este destino ya que San Tirso de Abres tiene una ubicación perfecta para nuestra ruta, encontrándose en la mitad del camino. Dentro de esta enorme finca hay gran variedad de opciones de alojamiento, nos encontramos con una Casa de Aldea, un camping, cabañas para alquilar y un restaurante, todo ello integrado dentro en una explotación agrícola. A parte de ser una buena opción para hacer nuestra ruta, también ofrecen multitud de actividades al aire libre y en la propia finca ya puedes ver ponis, ovejas o una gran huerta. Es perfecto para disfrutar de la naturaleza y muy recomendable si vas con niños.

Desde aquí queremos dar las gracias a Yolanda, su propietaria, por acogernos en su casa y ofrecernos un trato genial y familiar. Si vais, no os perdáis por nada el desayuno, todos los productos son naturales y hechos en casa, además cada día es diferente y mientras lo degustas (sin horario, cosa que no se ve en cualquier sitio), puedes disfrutar de unas vistas privilegiadas.

Os recomendamos comer los sábados en el restaurante sus famosos callos con garbanzos, simplemente deliciosos.

Ruta del ferrocarril entre San Tirso de Abres y A Pontenova

Ruta por el occidente asturianoDespués de un momento de descanso y tras cargar las pilas con un desayuno casero digno de los mejores restaurantes, nos dirigimos hasta la Ruta del ferrocarril que une San Tirso de Abres con A Pontenova. Esta sencilla ruta apta para los más pequeños de la familia, es completamente llana y discurre muy próxima al río Eo. Durante unos 14 kilómetros (ida y vuelta)  disfrutaremos de un paseo muy agradable por bosques de ribera en esta antigua ruta que realizaban los trenes de la línea Villaodrid – Ribadeo hasta el año 1964. Por nuestro camino nos cruzaremos con una antigua central eléctrica, hoy en desuso, un puente metálico sobre el río Eo y un par de zonas de saltos del salmón.

Para la ruta es imprescindible el uso de linterna para el paso por los túneles.

Taramundi

Sin darnos prácticamente cuenta, dejamos atrás San Tirso y cogemos rumbo a Taramundi, donde nos espera un pintoresco pueblo enclavado en plena naturaleza. Si algo caracteriza a esta pequeña población asturiana es el arte de la cuchillería. Los cercanos yacimientos de hierro, la abundancia de agua y la gran extensión forestal, hizo que los primeros pobladores de estas tierras instalaran mazos y fraguas con el consiguiente desarrollo de la artesanía del hierro, especialmente de navajas y cuchillos.

Ruta Teixo – Os Teixois

Nos acercaremos hasta Os Teixois, uno de los complejos etnográficos más importantes del principado, donde podremos comprobar los increíbles ingenios hidráulicos para aprovechar el agua del Arroyo das Mestas.

Taramundi

Santa Eulalia de OscosMazonovo

Terminamos nuestra ruta en Santa Eulalia de Oscos, otro de esos rincones Reserva de la Biosfera que nos ofrece el occidente asturiano. Un pequeño pueblo en el que podemos dar rienda suelta a nuestra pasión, el senderismo.

Desde Santa Eulalia podemos realizar las rutas: Os Cortios, A Seimeira, Forcón de los ríos y A Coba.

Dentro de Santa Eulalia de Oscos nos acercaremos al Conjunto Etnográfico de Mazonovo, un espacio completamente restaurado que destaca por encontrarse sin grandes modificaciones con el paso del tiempo. En él podrás forjar tu propio clavo y llevártelo de recuerdo, ampliando así el conocimiento sobre la industria el hierro en la zona.

Y hasta aquí nuestro paseo por esta zona menos conocida del turismo rural de Asturias y Galicia, ahora sólo nos queda retomar nuestro camino hasta Amaido para descansar después de un día completo de rutas y visitas.

Complejo Amaido

¿A qué esperas para venir de visita?

Deja un comentario