Ruta El Camín Encantáu del Valle de Ardisana

Encontramos la ruta de El Camín Encantáu (El Camino Encantado) en el Valle de Ardisana, dentro del municipio de Llanes, en la zona oriente de Asturias. Lo que hace especial a esta caminata es que, además de naturaleza y tranquilidad, recorremos la mitología asturiana a través de varias tallas de madera que vamos encontrando en el camino.

Por ahora suena bien, ¿no? Vamos a conocer un poco más de la ruta.

Valle de Ardisana

¿Cómo llegar a la ruta El Camín Encantáu?

La ruta senderista El Camín Encantáu comienza en el pueblo de La Venta, junto a un bar tienda y una bolera tradicional asturiana. Cuenta con un aparcamiento de tierra con capacidad para unos veinte coches, por lo que os recomendamos madrugar un poco para asegurar una plaza. Con un recorrido total de casi nueve kilómetros, es perfecta para senderistas que busquen un ruta circular en Asturias fácil y bien señalizada.

Ruta senderista El Camín Encantáu

Empezamos a caminar y a conocer la mitología.

Justo después de este cartel comenzamos una subida (lo más complicado de la ruta) que puede resultar un poco fuerte si no estáis acostumbrados. De todas formas, es solo un pequeño repecho y el resto de la ruta seguiremos en llano o con ligeras bajadas.

Es imprescindible llevar unas botas de montaña adecuadas, ya que lo más seguro es que os encontréis con zonas de barro o algún charco.

El Camín Encantáu
El Sumiciu es pequeño y escondidizo.

Encontramos la talla de El Sumicio y hacemos una paradina para recuperar fuerzas mientras observamos las inmejorables vistas del Valle de Ardisana. La senda nos introduce ahora de lleno en pleno bosque hasta que El hombre del saco se presenta ante nosotros.

Tallas de madera en El Camín Encantáu
El hombre del saco no podía faltar.
Más rutas por España: de ruta por las Médulas, El Bierzo, León.

Llegamos al pueblo de La Malatería, nombre que recibe de un hospital de leprosos que fue fundado en el lugar. Destaca la capilla dedicada a Santa María Magdalena y el enorme tejo que la acompaña. Cuenta la leyenda que los guerreros astures siempre llevaban el fruto del tejo (altamente venenoso) en las batallas y, antes de ser apresados por el enemigo y convertidos en esclavos, se suicidaban tomándolo…

Valle de Ardisana en Llanes

Dejamos atrás La Malatería rodeados de pastos y ganado para adentrarnos de nuevo en el bosque. En el camino hasta Ardisana salen a nuestro encuentro El Pataricu, El Diablo burlón y El Ñuberu, antes de llegar al Campu La Prida.

El Camino Encantado
Más rutas por Asturias: desde Ribadeo a Santa Eulalia de Oscos.

Un descanso en el camino.

Descendemos por un camino empedrado (cuidado con los resbalones) continuando la ruta mientras cruzamos los pueblos del Valle de Ardisana y maravillados con alguna de las casonas asturianas que dejamos atrás. Desde aquí empieza un descenso continuado que nos llevará hasta el pueblo de Riocaliente por el antiguo camino que unía ambas localidalidades. Destaca en la mitad del descenso La Cruz de los Garabiales del año 1.761. Tras dejar atrás El Busgosu, encontramos a la entrada de Riocaliente la talla de La Manona. Cruzando el río de San Miguel nos hemos ganado hacer una parada en El Mundo de la Cerveza, un pequeño bar con terraza y cientos de cervezas del mundo.

Ruta de El Camín Encantáu
El Pataricu

El tramo final del camino se realiza por una carretera local (poco transitada) en la que el ganado y el entorno rural nos acompañará. Al terminar la ruta y volver al punto de inicio, se puede comer un bocadillo y tomar algo para retomar fuerzas en el bar tienda que hay al lado del parking.

El Cuélebre
El Cuélebre, un icóno en la mitología asturiana.

¿Te animas a descubrir El Camín Encantáu?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.