Hotel Seminario 3*, Derio, Vizcaya, España

Hotel Seminario 3*, Derio, Vizcaya, España

Calle Larrauri  nº 1- 48160  Derio-Vizkaya
Teléfono: +34.944.659.700 Email: reservas@hotelseminariobilbao.com
Web: http://www.hotelseminariobilbao.com/

Servicios del Hotel

  • 70 habitaciones estándar, entre individuales, dobles y triples.
  • En las habitación se dispone de TV por satélite, wifi, calefacción y teléfono.
  • 2 suites, con jacuzzi y ducha hidromasaje.
  • 4 apartamentos de 1 a 4 personas.
  • Bar-Cafetería y Restaurante.
  • 5 salones para eventos y conferencias.
  • Campo de fútbol, pistas de padel y gimnasio.
  • Campo de golf.
  • Alquiler de coches.
  • Lavandería.
  • Parking gratuito.
  • Traslado al aeropuerto gratuito. (De lunes a viernes – Fines de semana bajo disponibilidad)

 

El hotel

El Hotel Seminario se ubica en el edificio Seminario, del que hereda su nombre, y está ubicado a pocos kilómetros de Bilbao y del aeropuerto de la ciudad. Este complejo linda con el Parque Tecnológico de Zamudio y en sus alrededores confluyen varias autovías, lo que le permite tener una comunicación muy buena.

Dentro del complejo Seminario, y de sus más de 50.000 metros cuadrados, se encuentra, a parte del Hotel Seminario, varias áreas deportivas, residenciales y de oficinas. Destaca dentro del complejo la importante presencia que aún mantiene la Diócesis de Vizcaya, ocupando la Biblioteca del Seminario, el Archivo Histórico Eclesiástico de Vizcaya y el Instituto Labayru, entre otros.

¿Cómo llegar?

Como os indicábamos en la presentación, la forma más cómoda de llegar es el coche, aunque el hotel es accesible mediante autobús o tren, con salidas desde Bilbao y Derio. Para acceder al recinto en coche, tenemos que dirigirnos hacia el aeropuerto de Bilbao y tomar la salida 10 en dirección a Derio y, a continuación, seguir las indicaciones hacía Seminario, que está perfectamente señalado.

Desde al autopista veréis el imponente edificio antes de tomar la salida hacia Derio, por lo que no os resultará nada complicado encontrarlo.

Llegada al hotel

Un vez llegados al hotel, dejamos el coche en su aparcamiento, el cual es muy amplio, exterior y gratuito. Tras subir unas escaleras, accedemos al hotel y comprobamos de cerca el enorme tamaño de las instalaciones. En el mismo edificio pudimos comprobar que también está la Residencia Mañarikua, donde se alojan estudiantes, deportistas y personal de empresas cercanas.

 

Actualmente esta Residencia es Albergue Internacional, por lo que acogen a alberguistas y grupos.

Tras chequear la llegada con el personal de recepción, subimos hasta nuestra habitación, ubicada en la quinta planta del edificio. Los ascensores son exteriores por lo que pudimos ver la parte trasera del edificio donde se ubican las pistas de padel, el campo de fúbol y la zona de golf.

La habitación

Al salir del ascensor el aspecto del hotel cambia respecto al de recepción, a pesar de ser el mismo hotel, están decorados de manera muy distinta. La zona de las habitación luce una moqueta, más propia de alojamientos británicos, la cual se mantiene en toda la habitación.

DSC00032

Tras acceder a la habitación comprobamos que es muy amplia y goza de mucha luz. Con unas vistas hacía la parte posterior del edificio podemos ver los montes cercanos y parte de la zona de golf.

La habitación dispone de lo básico para una estancia de paso, un armario, televisor de pantalla plana y conexión por satélite, un pequeño escritorio y dos sillones. En el escritorio hay un apartado para minibar pero al abrir encontramos el hueco vacío, cosa que hubiera sido fastidiosa si hubiese hecho más calor.

El baño es muy amplio, sin ninguna decoración, dispone de bañera, aunque el caudal de agua no era demasiado. Como set de baño tiene unos sobres que según indica sirven tanto como champú y como gel, pero su olor era bastante desagradable por lo que sencillamente no los usamos. No dispone de secador de pelo, por lo que si lo necesitas deberás ir preparado/a.

A pesar de la cercanía con el aeropuerto, la habitación está bien insonorizada y no os molestarán los aviones.

El Desayuno

El desayuno se sirve en el Bar-Cafetería del hotel, justo detrás de recepción. No es el típico self-service de la mayoría de hoteles. En la barra de la Cafetería disponen de multitud de pinchos, tortillas y bollería, pudiendo elegir lo que se desee para desayunar, así como zumos o cafés que los camareros te prepararán al momento.

Puesto que el desayuno es completo y la variedad aceptable, el desayuno es correcto, no obstante, dependiendo de tu visita y la oferta que encuentres puede que sea más rentable abonar el desayuno a incluirlo con el alojamiento.

Bar – Cafetería

El Bar-Cafetería, donde se sirve el desayuno, está abierta sin interrupción desde las 7 hasta las 23.30 y dispone de terraza exterior, comedor y red wifi gratuita. También disponen de una variada carta en sandwichs, platos combinados, hamburguesas, raciones y menús del día. Otra opción de la que dispone es su restaurante Txoko-Ona, con platos a la carta y comedor propio.

El personal

El personal de recepción fue muy correcto en todo momento, aunque con un trato bastante seco, es uno de esos hoteles en los cuales necesitas preguntar todo porque no te indican, por ejemplo el horario del desayuno o donde se realiza.

En el Bar-Cafetería nos atendieron varias personas, algunas muy buenas profesionales y un señor bastante «tranquilo», cuya mayor virtud no es ni la rapidez de la simpatía; no obstante, en general fueron bastante amables.

Parking y traslados al aeropuerto

El parking del hotel es muy amplio y completamente gratuito, sin problemas de aparcamiento tanto para coches, como autobuses. El hotel también dispone de traslados gratuitos desde y al aeropuerto, pudiendo solicitarse por teléfono o en  el mostrador de recepción.

El trasporte se realiza en furgoneta así que no tendréis problemas para llevar maletas.

Los alrededores, Bilbao

La cercanía con Bilbao, hace que la visita sea casi obligada. Con el museo Guggenheim a la cabeza y su arte contemporáneo podréis empaparos del ambiente de la ciudad, acercaros por el casco antiguo y disfrutar de una buena ruta de pinchos por la ciudad. Frente al museo podréis visitar la oficina de turismo donde os facilitaran toda la información de la ciudad para que vuestra visita sea completa.

DSC00012

Una visita recomendada es la del funicular de Archanda, el cual, os permitirá subir al monte Archanda y obtener unas de las mejores vistas de Bilbao (Ir cuando esté el día despejado :D)

Opinión personal

El Hotel Seminario es un hotel perfecto para hacer un parada de tránsito, cercana a Bilbao y al aeropuerto. Por su ubicación y el parking gratuito es ideal para vuelos desde Bilbao, por contra, la falta de detalles como el minibar, el secador de pelo o el set de baño hacen que no sea muy recomendable para estancias mayores a un par de días.

Lo mejor: La ubicación para viajes y el aparcamiento.

Lo peor: La escasez de detalles en la habitación.

Algunas fotografías

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.