Templo de La Sagrada Familia, Barcelona

Caminábamos a pasos acelerados por Carrer de Provença, mientras una fuerte lluvia nos empapaba un poco más en cada zancada, hasta que por fin vimos, tras la plaza de la Sagrada Familia, la majestuosa obra homónima del arquitecto Antonio Gaudí.

Con nuestra entrada a la basílica comprada por internet en nuestros bolsillos desde hacía unos días (para comprar las entradas a la Sagrada Familia lo podéis hacer desde su página oficial), nos dirigimos hacía el acceso principal ubicado en Carrer de la Marina.

Si viajáis en metro las líneas 2 y 5 tiene estaciones al lado de la basílica.

Llegamos sobre las cuatro de la tarde y la cola era mínima en el acceso, por lo que tras pocos minutos, ya estábamos a los pies de la impresionante basílica de la Sagrada Familia. Nuestra visita por el templo fue de manera libre, sin guías, aunque podéis hacerlo con guía o audio-guía si lo preferís.

Primer proyecto de la Sagrada Familia – Wikipedia

En nuestra visita, además de asombrarnos con el tamaño y la grandiosidad de la construcción, pudimos aprender datos históricos que nos parecieron muy interesantes y desconocidos hasta entonces. Aunque siempre hemos achacado la obra al arquitecto Antonio Gaudí, el comienzo del templo, así como su diseño inicial, lo llevó a cabo el arquitecto Francisco de Paula Villar y Lozano allá por el año 1882.

Un año después del comienzo de las obras y con sólo parte de la cripta edificada, Francisco de Paula renunció a seguir dirigiendo la construcción y el proyecto fue ofrecido al recién licenciado Antonio Gaudí. El joven arquitecto comenzó entonces a trabajar en tan grandiosa obra y modificó día tras día los planos originales hasta crear una construcción que según sus cálculos tardaría siglos en concluirse.

Desde 1936 hasta 1944, con motivo de la Guerra Civil, la construcción estuvo detenida e incluso deteriorada  por los incendios y ataques propios de una guerra.

Se dice igualmente que Gaudí modificó los planos iniciales inspirándose en la Cueva del Salnitre ubicada en Collbató, Barcelona.

La Sagrada Familia en la actualidad

La parte construida durante la vida de Antonio Gaudí de la Sagrada Familia es Patrimonio de la Humanidad desde 2005 y fue propuesta para ser una de las nueve maravillas del mundo moderno. Se encuentra abierta al público en los meses de invierno (octubre a marzo)  en horario de 9.00 a 18.00 h y el resto del año de 9.00 a 20.00 h.

Cuando el templo esté terminado tendrá un total de 18 torres: 12 dedicadas a los apóstoles, 4 a los evangelistas, una a Jesús y otra a María.

Aunque la basílica sigue en construcción y los estudios más optimistas no datan su terminación hasta 2026, entrar en el patio interior de la basílica es impresionante. Todo el conjunto arquitectónico se sostiene sobre 36 columnas, todas ellas de más de 10 metros de altura.

Bóveda de la Sagrada Familia – Wikipedia

Si has visitado más obras de Gaudí, la Sagrada Familia, sigue el patrón de construcción del arquitecto pero multiplicando los tamaños y las formas imposibles. Aún a día de hoy, la construcción ideada por este genio de la arquitectura no deja a nadie indiferente.

Repasando todo lo visto en la ciudad, sin duda alguna, la Sagrada Familia es la visita indispensable y más importante de todo Barcelona.

Ayuda al viajero en Barcelona:

¿Qué es lo que más te gusta de Barcelona?

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.