Saltar al contenido

14 imprescindibles que ver y hacer en Brujas

    Conocida como la «Venecia del Norte», Brujas es una de las ciudades más hermosas de Bélgica. Con su arquitectura medieval perfectamente conservada, pintorescos canales y calles empedradas, Brujas se convierte en un lugar mágico para visitar. Además, cuenta con una rica historia y una ferviente cultura, lo que hace de ella una ciudad única en el mundo. Y como no podía ser de otra manera, una ciudad así merece un artículo en el blog, ¿recorremos las visitas imprescindibles de Brujas juntos?

    ¿Cómo llegar a Brujas?

    Si planeas visitar Brujas desde Gante, puedes tomar un tren que te llevará directamente a la estación central de Brujas en unos 30 minutos. Los trenes salen con mucha frecuencia durante todo el día y el coste del billete no es muy alto.

    Si por el contrario viajas desde Bruselas a Gante, también puedes tomar un tren que te llevará a Brujas en aproximadamente una hora. Otra opción es tomar un autobús o contratar un servicio de traslado privado aunque ambas opciones son más caras.

    Qué ver en Brujas

    Plaza del Burg

    La Plaza del Burg es una de las plazas más impresionantes de Brujas. Está rodeada de increíbles edificios históricos, como el Provinciaal Hof, el Ayuntamiento y la Basílica de la Santa Sangre. El Ayuntamiento es uno de los edificios más destacados de la plaza, con su impresionante fachada gótica y su torre de 83 metros de altura. La Basílica de la Santa Sangre es otro de los edificios notables de la plaza y alberga una reliquia sagrada, lo que dicen es la sangre de Cristo, que se exhibe cada viernes en una procesión especial. La plaza está llena de restaurantes, bares y tiendas, y es un lugar ideal para disfrutar de un café o un almuerzo mientras se admira la arquitectura medieval.

    Plaza del mercado / Grote Markt

    La Plaza del Mercado o Grote Markt, es la plaza principal de la ciudad y sin lugar a duda otro de los lugares imprescindibles de Brujas. Está rodeada de imponentes edificios históricos como el Belfort, una torre de 83 metros de altura que data del siglo XIII, y el Provinciaal Hof, un edificio histórico que alberga la sede del gobierno. La plaza también cuenta con una serie de restaurantes y bares al aire libre, donde se pueden probar los famosos chocolates belgas o disfrutar de una cerveza local.

    En el centro de la plaza se encuentra una estatua del Conde Baldwin IX de Flandes, quien fundó la ciudad en el siglo XII. La plaza del Mercado es el punto de partida ideal para explorar el resto de la ciudad ya que desde aquí podrás llegar a cualquier lugar partiendo de sus ramales.

    Muelle del Rosario / Rozenhoedkaai

    El muelle del Rosario, o Rozenhoedkaai en flamenco, es uno de los lugares más fotografiados de Brujas. Situado en el corazón de la ciudad, el muelle ofrece unas vistas impresionantes de los canales y los edificios históricos de la ciudad. Es un lugar ideal para pasear, disfrutar del paisaje o hacer una romántica ruta en barco por los canales.

    El muelle toma su nombre de la Capilla del Rosario, una pequeña iglesia que se encuentra en la parte trasera de la plaza. La mejor hora para visitar el muelle es al atardecer, cuando la luz dorada del sol hace que la ciudad parezca aún más mágica.

    Muelle del Rosario  Rozenhoedkaai - Brujas

    Free tour en Brujas

    Si quieres conocer los secretos y la historia de Brujas, una de las mejores opciones es hacer un free tour. Brujas es un lugar perfecto para un free tour, ya que se puede recorrer a pie mientras se aprende sobre la fascinante historia de la ciudad. Los guías son expertos locales que conocen muy bien la ciudad y ofrecen información interesante y divertida. Además, son una muy buena opción si no tienes mucho tiempo para visitar la ciudad y no quieres dejarte nada en el tintero.

    Mira aquí todas las opciones de FREE TOURS: básico, misterios, gastronómico…

    Parque Minnewater

    Dejamos de lado el asfalto para visitar el Parque Minnewater, un hermoso parque situado en el centro de Brujas. Es el lugar ideal para relajarse y disfrutar de un agradable paseo en la naturaleza. El parque está rodeado por un lago, conocido como el Lago del Amor, y cuenta con una gran variedad de flora y fauna muy importante. Además, en él se encuentra el famoso puente de los enamorados, del que se dice que las parejas que lo cruzan juntas tendrán una relación feliz y duradera… En el parque también se pueden encontrar algunas ruinas medievales, como una antigua puerta de la ciudad y una torre de defensa.

    Begijnhof

    Otro lugar fascinante para visitar en Brujas es el Begijnhof, un tranquilo patio rodeado de hermosas casas antiguas. Este lugar era antiguamente habitado por las beguinas, mujeres que dedicaban sus vidas a la caridad y la oración, pero que no eran monjas. Hoy en día, el Begijnhof sigue siendo un lugar de paz y tranquilidad en el corazón de la ciudad. Es un sitio ideal para disfrutar de un agradable paseo y admirar la arquitectura típica de la región. Además, el Begijnhof está ubicado muy cerca del Parque Minnewater, por lo que se pueden visitar ambos lugares en la misma ruta. Al igual que dicho parque, el Begijnhof es un lugar ideal para relajarse y alejarse del bullicio de la ciudad.

    Paseo en barco por los canales de Brujas

    Una de las actividades más populares en Brujas es dar un paseo en barco por los canales de la ciudad. Este es un modo relajante de conocer el lugar desde una perspectiva completamente diferente. Durante el paseo en barco, se pueden admirar las hermosas casas antiguas y los edificios históricos de la ciudad mientras se navega por los canales y se escucha la historia de la misma por parte del guía. Además, el paseo en barco es una excelente manera de tomar fotografías únicas desde ángulos que no se pueden alcanzar a pie. En definitiva, el paseo en barco por los canales de Brujas es una actividad imprescindible para aquellos que visitan la ciudad por primera vez.

    Campanario de Belfort

    Bajamos del barco y volvemos a la tierra firme para llegar hasta el Campanario de Belfort, uno de los monumentos más emblemáticos de Brujas. Este impresionante edificio gótico se encuentra en la Plaza del Mercado y es el campanario más alto de Bélgica, con una altura de 83 metros. Dicho campanario fue construido en el siglo XIII y ha sido un símbolo de la ciudad desde entonces. Si tienes la energía para subir los 366 escalones hasta la cima, serás recompensado con vistas espectaculares de la ciudad. Desde esta altura, se puede admirar la Plaza del Mercado, la Plaza del Burg y el horizonte de la ciudad. El Campanario de Belfort es un imprescindible para aquellos que desean tener una vista panorámica de la ciudad de Brujas.

    Groeningemuseum

    Si eres un amante del arte, el Groeningemuseum es un lugar que no puedes dejar de visitar en Brujas. Este museo se encuentra en el centro de la ciudad y es conocido por su colección de arte flamenco primitivo y moderno. El museo alberga obras de algunos de los artistas más destacados de la región, como Jan van Eyck, Hieronymus Bosch y Hans Memling, entre otros. La colección permanente del museo incluye pinturas, esculturas y tapices que datan desde la Edad Media hasta la época moderna.

    Museo Memling

    El Museo Memling es una visita obligada para cualquier amante del arte que visite Brujas. Este museo alberga una colección de pinturas y esculturas de la época medieval y renacentista, con obras de artistas como Hans Memling, Gerard David y Jan van Eyck. La colección incluye obras religiosas y profanas, retratos y paisajes. Además de la impresionante colección de arte, el museo también cuenta con una arquitectura impresionante, que incluye una sala de exposiciones en una antigua iglesia y una capilla gótica. Si tienes interés en el arte medieval y renacentista, el Museo Memling es un lugar que no puedes perderte durante tu visita a Brujas.

    Iglesia de Nuestra Señora

    Si estás buscando un lugar tranquilo y lleno de historia en Brujas, la Iglesia de Nuestra Señora es una parada que no te puedes perder. Esta iglesia medieval es una de las más grandes de Bélgica y alberga numerosas obras de arte de artistas locales, incluyendo una impresionante escultura de mármol de la Virgen y el Niño de Miguel Ángel. Pero lo que más me gustó de la Iglesia de Nuestra Señora fue su torre de ladrillo, que ofrece vistas panorámicas increíbles de la ciudad. Además, esta iglesia es un lugar tranquilo donde puedes tomarte un momento para reflexionar y descansar de la agitada ciudad. En resumen, la Iglesia de Nuestra Señora es un lugar histórico y hermoso que vale la pena visitar en tu viaje a Brujas.

    Catedral de San Salvador

    Si te gustó la Iglesia de Nuestra Señora, entonces no te pierdas la oportunidad de visitar la Catedral de San Salvador, ubicada a solo unos pasos de distancia. La catedral es un lugar impresionante que combina elementos arquitectónicos de diferentes épocas, desde el románico hasta el gótico tardío. Una de las características más interesantes de la catedral es su torre, que se inclina ligeramente debido a problemas de cimentación. Pero no te preocupes, ¡la torre está completamente segura para visitar! En el interior de la catedral, encontrarás una gran cantidad de arte religioso, incluyendo una serie de vitrales impresionantes y una estatua de la Virgen María que se dice que tiene propiedades curativas. La Catedral de San Salvador es un lugar impresionante que definitivamente vale la pena visitar durante tu estancia en Brujas.

    Groenerei

    Groenerei es uno de los canales más pintorescos de Brujas. Este canal está rodeado de árboles y hermosas casas históricas que le dan un aire romántico a la ciudad. Es el lugar perfecto para un paseo tranquilo en barco o simplemente para sentarse en uno de los bancos y disfrutar del paisaje. Si eres un amante de la fotografía, este es un sitio que no puedes dejar de visitar, ya que te ofrece una de las vistas más fotografiadas de la ciudad. Además, Groenerei está cerca de otros varios lugares de interés turístico en la ciudad, lo que lo convierte en un lugar ideal para incluir en tu itinerario de Brujas. Sin duda, un paseo por este canal es una de las mejores maneras de disfrutar de la belleza de la ciudad.

    Museo del chocolate

    Si eres un fanático del chocolate como nosotros, el Museo del Chocolate de Brujas es un lugar que no te puedes perder. Este museo te llevará en un viaje desde los orígenes del cacao hasta la producción moderna del chocolate belga de alta calidad. Aprenderás cómo se hace este manjar y cómo se produce el famoso praliné belga. Además, ¡incluso puedes probar algunos deliciosos chocolates durante tu visita! Desde los bombones hasta las trufas o las tabletas de chocolate, hay algo para satisfacer todos los antojos golosos. Si buscas una experiencia dulce y divertida en Brujas, el Museo del Chocolate es el lugar perfecto para ti.

    Puedes ver la disponibilidad y las entradas aquí. ¡También puedes acudir a un taller de chocolate!

    Qué ver en Brujas, Bélgica

    Dónde dormir en Brujas

    Brujas es una ciudad pequeña y turística, por lo que encontrar alojamiento en el centro histórico puede resultar un poco caro. Si buscas algo más asequible, puedes alojarte en una casa de huéspedes o un hotel un poco alejado del centro, pero aún así bien conectado con los principales lugares de interés. Una buena opción puede ser la zona de Sint-Andries, situada al sur del centro histórico, donde hay varios hoteles y casas de huéspedes a precios más accesibles. Otra opción es el barrio de Sint-Michiels, ubicado al oeste de la ciudad, que cuenta con varias opciones de alojamiento de gama media y alta, así como algunos restaurantes y bares locales. Si prefieres alojarte en el centro histórico, busca alojamiento cerca de la plaza del Markt o la plaza del Burg, donde encontrarás hoteles y casas de huéspedes de todas las categorías, aunque suelen ser un poco más caros. En definitiva, sea cual sea tu presupuesto o preferencias de alojamiento, seguro que encuentras una opción que se ajuste a tus necesidades en Brujas.

    Booking.com

    ¿Cuántos días se necesitan para visitar Brujas?

    Si te preguntas cuántos días necesitas para visitar Brujas, lo cierto es que depende de tus intereses y de cuánto tiempo tengas disponible. En general, se recomienda pasar al menos dos días en la ciudad para poder disfrutar con calma de sus principales atractivos turísticos, como la plaza del Markt, la plaza del Burg, el Campanario de Belfort, la Iglesia de Nuestra Señora, el Muelle del Rosario, el Parque Minnewater y los museos de Groeningemuseum y Memling. Si además te gusta pasear por los canales, hacer compras en tiendas locales y degustar la gastronomía belga, quizás prefieras pasar un par de días adicionales para explorar con más detalle la ciudad y sus alrededores. En cualquier caso, Brujas es una ciudad pequeña y fácil de recorrer, por lo que puedes adaptar tu itinerario según tus preferencias y disponibilidad de tiempo.

    Enlaces que te interesarán

    • FREE TOUR: reserva gratis y con cancelación gratuita.
    • HOTELES: cancelación gratuita y con pago en el hotel.

    Y hasta aquí nuestro paseo por esta preciosa ciudad europea. Desde sus canales pintorescos hasta las plazas históricas y los museos de arte, Brujas es una ciudad que enamora a cualquier viajero. Si nos hemos dejado algún sitio, te invitamos a dejarlo en un comentario.

    ¿Preparado para tu próxima aventura?

    ¿Te ha gustado el artículo?

    ¡Haz clic en una estrella para puntuar!

    Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

    Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

    Entradas Relacionadas

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    © 2024 Me gusta comer y dormir | Grupo Planeta Rz