Bitterballen, snack tradicional holandés

Receta de Bitterballen

Durante un viaje a Holanda, probamos esta delicia en un bar de Amsterdam. Las Bitterballen son una especie de snacks parecidas a las croquetas pero de forma redonda, muy habituales en la gastronomía holandesa. Como nos pareció un aperitivo muy bueno de sabor y versátil a la hora de su presentación, decidimos buscar la receta y compartirla en este artículo. Como siempre empezaremos por los ingredientes que tendréis que tener a mano.

Ingredientes

  • 300 grs. de carne vacuna cocida
  • 60 grs. de mantequilla
  • 60 grs. de harina
  • Caldo de carne
  • Sal
  • Pimienta
  • Perejil
  • Polvo de curry
  • Pan rallado
  • Huevo
  • Aceite de oliva

Preparando las bitterballen

Partiendo de la base de que ya tenemos la carne cocida, la añadimos a un bol junto con un huevo batido y removemos hasta que se forme una masa. A continuación, vamos añadiendo poco a poco la harina, espolvoreándola mientras seguimos removiendo toda la masa.

Para calcular las mediciones de harina, es bueno saber que una cucharada sopera son aproximadamente 15 gramos. Por lo tanto, para esta receta necesitaremos cuatro cucharadas.

Cuando tengamos los tres ingredientes mezclados, calentamos en un cazo toda la mantequilla y añadimos el polvo de curry, el perejil, la sal, la pimienta y el caldo de carne. En cuanto a cantidades, de las especias se puede añadir una cucharada de café y, de caldo, dos tercios de un vaso de agua. Dejamos que llegue a hervir todo el contenido y cocinamos durante un par de minutos. Durante la cocción notaréis el olor que desprende, todo ese olor conseguirá dar un sabor muy especial y condimentado a nuestras bitterballen.

Pasados los dos minutos, retiramos del fuego, esperamos a que se enfríe un poco y añadimos a la masa, removiendo y mezclando todo lo mejor que podamos.

Una vez que todos los ingredientes se encuentran perfectamente compactados, tapamos el bol con papel film y lo reservamos en la nevera al menos durante 8-12 horas, para que los ingredientes vayan uniéndose.

Transcurridas las horas, sacamos de la nevera el bol y retiramos el film. Con la mano vamos cogiendo porciones de la masa y haciendo bolas redondas de unos 4 o 5 centímetros, las pasamos por harina, huevo y pan rallado y reservamos. Cuando terminemos con todas ponemos a calentar una sartén con abundante aceite y vamos friéndolas de pocas en pocas, claro que esto dependerá de la sartén que usemos, pero intentar no echar muchas a la vez.

 

Aunque os parezca que la masa está muy dura, no os preocupéis.

Para presentar las bitterballen se suelen colocar en un plato junto con un cuenco con mostaza, tal y como se muestra en la foto.

Receta de bitterballen

Y hasta aquí, la receta de hoy, esperamos que os haya gustado y os animéis a probarlas.

Están riquííííííísimas 😀

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.